Spanish (MX)Spanish (MX)

Páginas populares:

Visit California logo

Paradas obligatorias en la Carretera Uno de California | Visit California

Las paradas más espectaculares de Highway One

Deténgase en la clásica ruta que va a lo largo de California, también conocida como la Carretera de la costa del Pacífico, para admirar estos puntos esenciales

Removed from Likes

La carretera Highway 1 sobre la costa de California es donde los sueños de conducir toman sentido. Esta carretera icónica que se extiende más de 1046 kilómetros desde el norte Dana Point hasta Leggett ofrece interminables paisajes del Pacífico llenos de árboles de follaje colorado y escenarios de la vida salvaje a lo largo del camino. El tramo más conocido (y fotografiado) de la Costa Central de California va desde Santa Bárbara a Monterrey, pasando por la naturaleza virgen de la línea costera de Big Sur.

Sin importar dónde comience y termine su recorrido por la Carretera 1, debe detenerse para apreciar los puntos panorámicos imperdibles a lo largo del camino. Se muestran de sur a norte, ya que de esa manera podrá tener los puntos de vista panorámicos del océano a su izquierda.

Misión de Santa Bárbara

La Antigua Misión de Santa Bárbara se estableció en 1786 por los franciscanos españoles y le dicen “La reina de las misiones”, es un refugio sereno del centro de Santa Bárbara. Dedique tiempo a pasear por los encantadores jardines, con su colección de plantas fundamentales para los nativos Chumash y visite el cementerio histórico. Pero debe hacerlo en silencio: se trata de una misión practicante actual, con frailes franciscanos en la residencia. Si quiere conocer mucho más sobre esta historia, considere realizar un recorrido guiado para aprender mucho más sobre el arte y la arquitectura de las misiones. Otro de los recorridos lo lleva a visitar el Jardín Histórico Huerta, que contiene plantaciones que imitan las de la era de las misiones (1769-1834). Las plantas que verá se recolectaron en otras misiones, luego se clonaron, se hicieron injertos o se plantaron a partir de brotes y semillas. (Misión de Santa Bárbara)

Wave crests on Pismo Beach

Pismo Beach

Ya sea que conduzca desde el norte o el sur sobre la Carretera federal 101, hay un momento inolvidable cuando llega a Pismo Beach. Las colinas costeras se abren para revelar las resplandecientes aguas turquesas y los largos tramos de la línea costera del condado de San Luis Obispo, con indicios de este clásico pueblo de playa que abraza la costa. Ábrase camino hacia la arena, a través de calles de cabañas, tiendas de surf y lugares que sirven sopa de almejas. Una vez que usted llegue allí, el embarcadero Pismo Beach que es un muelle histórico de unos 365 metros de largo lo atraerá. Construido en 1928, sirve como una especie de plaza para la comunidad. Camine hacia las olas para ver a los surfistas o, tal vez, probar la pesca (no se requiere licencia), luego, camine a lo largo de la pasarela frente al mar. O deje huellas en la arena a lo largo de lo que es una de las playas más fáciles de caminar de toda California. (Pismo Beach)

Avistaje de vida silvestre en el condado de San Luis Obispo

Desde mariposas monarca aleteando tan livianas como una pluma hasta elefantes marinos que llegan a casi 2268 kilogramos, el condado de San Luis Obispo tiene una increíble variedad de vida silvestre y diferentes formas de observarla. Los que recién comienzan pueden dirigirse a la costa conocida como Piedras Blancas, apenas a unos 11 kilómetros al norte de San Simeón. Desde áreas de observación sobre la arena, mire cómo los elefantes marinos machos tan grandes como una miniván luchan por el territorio, mientras que las hembras, más tranquilas y pequeñas, cuidan de sus crías regordetas. En general, podrá encontrar guías expertos en el lugar.

Desde fines de octubre hasta febrero las mariposas monarca migran hacia los bosques de la Playa Estatal de Pismo; en Morro Bay, vea las nutrias. También en Morro Bay puede explorar los cielos y las aguas para observar garzas y garcetas mientras también ve migrar a las ballenas azules, grises y jorobadas. (Avistaje de vida silvestre en el condado de San Luis Obispo)

Hearst Castle

Castillo Hearst

San Simeon

En California, hay mansiones a montones, pero ninguna de ellas se compara en lo más mínimo con el Castillo Hearst. Este extraordinario templo a la opulencia que fue completado en 1947 fue la residencia privada del magnate de la industria editorial William Randolph Hearst. En la actualidad, es uno de los monumentos históricos estatales más visitados de California. Este castillo de 165 habitaciones es un espectáculo alucinante de 51 hectáreas de jardines aterrazados, fuentes resplandecientes y, por si fuera poco, vistas panorámicas de la soleada Costa Central. Puede comenzar su visita con una de las excursiones diarias del Castillo Hearst, donde se recorre la casa principal, o bien, hacer las excursiones especiales de las cabañas. Si viene en noviembre o en diciembre verá la casona engalanada con sus festivas decoraciones navideñas. Todas las excursiones permiten que los turistas queden maravillados con las dos lujosas piscinas de la residencia. (Castillo Hearst)

Cambria

A 18 kilómetros del condado de San Luis Obispo la costa desde el Castillo Hearst y la encantadora Cambria es un destino irresistible en sí mismo. El área comercial del pueblo se divide en dos secciones distintas a lo largo de Main Street. Con algunos edificios que datan del siglo XIX, Cambria East Village es la parte más antigua del pueblo. Tanto en la parte oeste como en la parte este encontrará galerías de artes y restaurantes, tales como Linn’s Restaurant (donde podrá obtener una rodaja del más famoso pastel de olalia) y Madeline’s Restaurant & Wine Tasting Room, en donde los vinos de la Costa Central son decantados durante el día y, a la noche, se acompañan con algunos platos favoritos como la pata de cordero y el pecho de pato ahumado. A través de la Carretera 1, Moonstone Beach está repleta de hoteles; camine por la carretera y podrá pasar sobre las olas por la pasarela sobre el acantilado. 

Parque Estatal Limekiln

Condado de Monterrey

Como su nombre en inglés lo sugiere, el Parque Estatal Limekiln (que significa calera) fue, en algún momento, un sitio de mucha actividad en el sector de la cal; una caminata corta lo llevará no solo a explorar las ruinas de cuatro caleras, sino también a visitar la playa arenosa del parque. Alimentado por secuoyas taladas y una parte integral de producción de cemento, este horno del siglo XIX finalmente cerró. Lentamente, el bosque se recuperó y las secuoyas rojas de este renoval que se encuentra en el parque actualmente representan un escape agradable y con mucha sombra. Disfrute de una caminata hasta las cataratas de Limekiln o haga la excursión más simple hacia la playa arenosa; también, puede armar su tienda en uno de los 28 campamentos, donde puede reservar un lugar hasta 6 meses previos a su viaje). (Parque Estatal Limekiln)

Outdoor dining space at Nepenthe overlooking Big Sur

Nepenthe

Big Sur

Con las vistas de Big Sur que solo se igualarían si fuese una gaviota, este restaurante al pie del acantilado se encuentra claramente dentro de las actividades que no debe perderse. En Nepenthe, ubicado en la Carretera 1 entre Pfeiffer Canyon Bridge y Castro Canyon, las vistas se extienden hacia la costa y hacia las Montañas Santa Lucía que se precipitan a la majestuosidad del Pacífico azul, envuelto en bruma. Disfrute de estar sentado en el patio, un amplio lugar abierto que es el epítome de la tranquilidad (uno de sus famosas Ambrosiaburguers es el acompañamiento perfecto). Quédese para también admirar el edificio principal que fue diseñado por el discípulo de Frank Lloyd Wright que trató de capturar el estilo de este arquitecto excepcional de hacer que la estructura y su entorno sean un todo. (Nepenthe

Puente Bixby

Big Sur

Bienvenido a Bixby Bridge, la versión de Big Sur del Golden Gate, una parada obligatoria en el camino para muchos y, probablemente, el lugar que más fotos en Instagram tiene en toda la costa de la Carretera 1. Y bien merecidas las tiene. Deténgase en los numerosos apartaderos para observar las impresionantes vistas, en especial desde el extremo sur del puente al atardecer; desde aquí, no solo podrá apreciar la belleza natural sino también los avances de la ingeniería que yacen frente a usted. Uno de los puentes más altos de su clase en todo el mundo, el tramo de cemento se eleva 79 metros sobre la parte inferior de un cañón empinado. Se tuvo que transportar la impresionante cantidad de 45.000 bolsas de cemento hasta la estructura durante su construcción. Esto fue durante el año 1932, mucho antes de que las maquinarias pesadas pudieran ayudar a realizar las elevaciones. En la actualidad (como siempre), el puente es la atracción favorita de los fotógrafos, ya sean profesionales o aquellos que están en búsqueda de la selfie más nítida. (Bixby Bridge)

Parque Estatal Julia Pfeiffer Burns

Big Sur

¿Le gustaría hacer una pequeña caminata que tenga una gran recompensa? Posiblemente, la caminata de 1 km por el sendero sobre la cascada que se encuentra en el Parque Estatal Julia Pfeiffer Burns sea la caminata más corta y gratificante del planeta. El recorrido prácticamente llano termina con una vista frente al mar que ofrece vistas perfectas de las cataratas McWay, uno de los lugares favoritos de la pionera de Big Sur, Julia Pfeiffer Burns, por quien el parque recibió este nombre. Si busca algo más que solo estirar las piernas, puede probar también la caminata de 1,6 kilómetros por el sendero Partington Cove Trail. Recorra el sendero empinado, pero corto que lo llevará hacia un puente de madera que termina en un túnel de 18 metros. Recorra el interior del parque y salga en la playa rocosa. Algunos de los senderos en este pintoresco parque estatal se encuentran cerrados debido a la erosión, vea la sección de senderos en la página web del parque para obtener información actualizada antes de realizar su viaje. (Parque Estatal Julia Pfeiffer Burns)

Carmel-by-the-Sea

Los encantos de este pequeño poblado del condado de Monterrey son muchos: Carmel Beach, un lugar de arena blanca que le da paso al agua color turquesa del Pacífico y esto es solo el comienzo. Las cabañas de jardín de este lugar parece que fueron sacadas de un cuento de los hermanos Grimm. Están ubicadas junto a propiedades de estilo mediterráneo y ranchos modernos. Lugares excepcionales para comer, salas de degustación de vinos, boutiques y casi 100 galerías de arte adornan la cuadrícula de calles mías antiguas del pueblo y el registro de las misiones españolas se ubica al sureste en el final de todo. Sin embargo, es su gran entorno lo que mejor define este tramo de California y eso significa aventurarse. Haga un recorrido de 28 kilómetros en auto o en bicicleta, diviértase en Pebble Beach, reserve una clase de surf o visite la Reserva Estatal Point Lobos, en donde los buceadores y los que practican kayak comparten las aguas con las focas del muelle y con las nutrias. Cuando el día esté por terminar, vaya a la arena para contemplar el atardecer sobre el Pacífico con su compañero canino y pregúntese por qué no vive ahí. (Carmel-by-the-Sea

Removed from Likes