El Norte de California en su máxima expresión  VCW_D_NC_T1_RedwoodNP_Manley-sized
Harriot Manley/ Sunset Publishing

Trip 8-10 days 10 stops

El Norte de California en su máxima expresión

Este recorrido circular a través de la mitad norte del estado incluye 10 de los destinos favoritos de la región, incluido San Francisco, Yosemite, el Lago Tahoe y las secoyas imponentes a lo largo de la salvaje y panorámica costa norte.

El Norte de California en su máxima expresión  VC_Hero_Manley -1280x642
Harriot Manley/ Sunset Publishing

San Francisco

1
San Francisco
Espumosa bahía, mágica ciudad

Puede que San Francisco mida menos de 50 millas cuadradas/130 kilómetros cuadrados, pero califica como una de las ciudades más grandes del mundo. Famosa por sus casas señoriales victorianas, los clásicos tranvías, su diversidad dinámica, una hermosa costa y un altísimo puente carmesí, la  “Ciudad de la Bahía” es el lugar perfecto para embarcarse en cualquier aventura. 

Para encontrar una manera novedosa de explorar “la Ciudad de la Bahía” estacione el automóvil y recorra el lugar a pie, en bicicleta y en el singular transporte público. Pedalee en bicicleta por el Puente Golden Gate de ida y vuelta, luego explore el exuberante Presidio, una antigua base militar que ahora es un parque, o diríjase al Parque Golden Gate, para visitar museos y navegar por una joya secreta, el Lago Stow. Continúe el paseo por el Embarcadero hacia el Fisherman’s Wharf y el museo de ciencias y aprendizaje Exploratorium. 

Devuelva la bicicleta y suba a un teleférico para sobrevolar la colina hacia las tiendas de lujo y las enormes Macy’s, NikeTown, Saks Fifth Avenue y Neiman Marcus alrededor de la agitada Union Square, con una parada para disfrutar pastelería italiana y un cappuccino en Emporio Rulli, justo en el parque. Cerca de allí, recorra la calle Maiden Lane, flanqueada por boutiques y habilitada solo como peatonal durante el día, momento en que las cafeterías instalan sus mesas y sillas directamente en la calle. El cercano Westfield Mall, un complejo sorprendente en la antes desprolija pero ahora mejorada Market Street, brilla con aún más tiendas, incluido un patio de comidas de lujo en el nivel inferior. Por la noche, disfrute un espectáculo en el distrito teatral o visite North Beach para ver Beach Blanket Babylon, una institución ruidosa e irreverente de San Francisco. Para disfrutar más vida nocturna y cenar, recorra Valencia Street en The Mission, un semillero ecléctico que marca tendencias con sus restaurantes y bares, además del delicioso helado nocturno en Bi-Rite Ice Cream.

Desde el Área de la Bahía, conduzca a través del Valle Central para escalar la Sierra, hogar del primer parque nacional de California, Yosemite. Puede acceder al parque por diversas rutas y, durante el trayecto, visitar ciudades de la Tierra del oro, como Oakhurst y Mariposa, y el pueblo histórico de Groveland en High Sierra. 

Próxima Parada
Yosemite National Park (165mi/266km; 3hr6min)
El Norte de California en su máxima expresión  VCW_D_HS_T1_YosemiteValley_KG-1280x642
Kodiak Greenwood

Parque Nacional Yosemite

2
Parque Nacional Yosemite
Belleza inolvidable, cascadas pronunciadas

Nada lo prepara para esa primera vista del Valle Yosemite: los enormes monolitos y el agua cayendo en cascadas parecen casi surrealistas en su belleza y tamaño... una versión gigante del paraíso. Cualquier recorrido que haga dentro del parque es hermoso, pero la vista llamada Tunnel View, desde el túnel al que se accede a través de la Carretera 41 desde Wawona, en el extremo sur del parque, quizá sea el paisaje más legendario... y también el más fotografiado. Pero el Valle Yosemite es solo una parte de este parque nacional, el primero de California, y sitio designado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1984. Yosemite atrae a 4 millones de visitantes cada año, por una excelente razón. Casi del tamaño de Rhode Island y con más de 1,100 millas cuadradas/284,899 hectáreas, tiene una belleza natural inolvidable, desde las escarpadas laderas del Valle Yosemite hasta la belleza alpina de Tuolumne Meadows.

Entre todas las majestuosidades de Yosemite, las cascadas son las más destacadas. En la lista de las 20 cascadas más altas del mundo, el Valle Yosemite cuenta con 3 de las más importantes: Yosemite Falls, Sentinel Fall y Ribbon Fall. Las cataratas de Yosemite tienen el título indiscutible de la cascada más alta de América del Norte. Es una caminata difícil hasta la cima de 2,425 pies/729 metros, pero, afortunadamente, hay una vista impresionante desde la base, a la que se llega mediante una vuelta fácil y pintoresca de 1 milla/1.6 km que debería ser una visita obligada para cualquiera. Un caminata sencilla hacia las cascadas Bridalveil de 620 pies/189 metros lo lleva a un punto de observación debajo de la desbordante cascada. Una caminata más exigente hasta las cascadas Vernal y Nevada asciende por escalones de granito para llegar al borde de dos grandes caídas, donde puede ver todo el río Merced caer sobre la cornisa rocosa. (Respete todas las indicaciones de seguridad y manténgase detrás de las sogas y los carteles). 

Tuolumne Meadows, que es una de las regiones más fotografiadas de Yosemite, es una amplia extensión de tierra cubierta de hierba, rodeada de grandes cúpulas y picos de granito. A 8,600 pies/2,627 metros, la inmaculada pradera se extiende por más de dos millas/3.2 km a lo largo del río Tuolumne, lo que la convierte en la pradera subalpina más grande de Sierra Nevada. Desde sus bordes tranquilos, los senderos van hacia todas las direcciones... Llevan a los lagos alpinos debajo de los picos Cathedral y Unicorn y a una serie de cascadas descomunales en el río Tuolumne. (Tenga presente que el acceso a Tuolumne es limitado; en general, los caminos se cierran desde mediados de noviembre hasta junio debido a las nevadas).

Siga el Yosemite’s Tioga Pass (Carretera 120) sobre la cresta de Sierra hasta Lee Vining. Disfrute una visita rápida a un excelente centro de visitantes en el Lago Mono —el vestigio salado de lo que fuera en otro tiempo un vasto mar interior—, luego continúe hacia el norte por la U.S. 395 y la Carretera 50 hasta llegar a la joya azul turquesa de Sierra, el Lago Tahoe.

Próxima Parada
Lake Tahoe (193mi/311km; 4hr12min)
El Norte de California en su máxima expresión  VCW_D_HS_T3_Tahoe_Swim_Farnum_0
Alex Farnum

Lago Tahoe

3
Lago Tahoe
Picos Majestuosos, visita obligada

Azul como un topacio y rodeada por picos majestuosos, esta joya de High Sierra que se extiende por la frontera entre California y Nevada es una visita obligada, un lugar donde el aire es “tan puro y limpio... el mismo aire que respiran los ángeles”, tal como lo expresó Mark Twain. Las ciudades frente al lago se esparcen sobre la costa, cada una con su propio encanto. La nieve en invierno y en primavera le permite disfrutar de complejos de montaña de primer nivel. En verano, salen a relucir las diversiones acuáticas: veleros, tablas de surf a remo, kayaks y, prácticamente, todo lo que flote. El otoño cubre las colinas con las hojas doradas de los álamos. 

El Lago Tahoe reclama su lugar entre algunos de los complejos alpinos más importantes del país. En la costa norte, el Valle Squaw, Northstar California y Alpine, la montaña hermana de Squaw, son las atracciones principales, sobre todo en días de nieve fresca. En la costa sur del Tahoe, Heavenly —uno de los complejos de esquí más grandes— ofrece vistas sorprendentes del lago, desde pistas tan anchas y libres de escollos como autopistas. Heavenly también ha incrementado la diversión, incluso si no se esquía ni practica snowboard. Se instalaron tirolesas sobre la montaña y también pistas para inflables, y se pueden disfrutar hermosos paseos en teleférico y una atmósfera festiva, tanto en la montaña como fuera de ella. Tahoe también alberga complejos menos conocidos, como Boreal, Donner Ski Ranch, Homewood, Sierra at Tahoe, Soda Springs, Sugar Bowl y Tahoe Donner. También puede hacer esquí de fondo y caminatas con raquetas por la nieve en senderos especiales en Royal Gorge o Kirkwood. Una manera de consentirte es con un paseo romántico en trineo tirado por perros cerca del Valle Squaw, Kirkwood o en Hope Valley, justo al sur del Lago Tahoe.

En verano, muchos de estos mismos complejos —en especial Northstar, Heavenly y Squaw— ofrecen diversión veraniega, como ciclismo de montaña, senderismo y paseos en tranvía panorámico o telecabina, una manera espectacular de subir la montaña sin demasiado esfuerzo.

Desde el Lago Tahoe, sigue hacia el noroeste hacia un tipo diferente de montañas: las volcánicas. Tu próxima parada es el Pico Lassen, protegido como parque nacional y repleto de características volcánicas que se pueden visitar sin correr riesgos.

Próxima Parada
Lassen Volcanic National Park (157mi/253km; 3hr11min)
El Norte de California en su máxima expresión  VCW_D_SC_T1_35a5189_sized
Kodiak Greenwood

Lassen Volcanic National Park

4
Lassen Volcanic National Park
Ver donde la tierra todavía humea y hierve

Bocadas de vapor sulfúrico, ollas de lodo burbujeante, arroyos hirvientes, estas características efervescentes nos demuestran que la tierra no está en silencio en este fascinante parque en el salvaje extremo noreste del estado. El volcán distintivo del parque, el Pico Lassen, entró en erupción por última vez en mayo de 1914 y sus explosiones volcánicas continuaron durante tres años. Hoy, las cosas se han calmado y los senderos y los miradores le permiten verlo sin riesgos y aprender sobre su actividad volcánica. Además, también hay millas de densos bosques y lagos cristalinos para visitar.

Dedique algo de tiempo a aprender acerca de los volcanes de California en el extraordinario Centro de Visitantes Kohm Ya-mah-nee, en el lado oeste del parque, luego prepárese para explorar algunos de los rasgos destacables y de acceso seguro del parque, como Bumpass Hell, con su apodo pintoresco. Aquí puede ver la geología en acción: 16 acres/6.5 hectáreas de manantiales y ollas de lodo hirvientes, bocas de vapor que sisean y fumarolas que rugen.

El pionero Kendall Vanhook Bumpass fue el desafortunado explorador que tropezó, literalmente, con estas formas hidrotermales en la década de 1860: parte del descubrimiento fue caerse en un charco hirviendo y quemarse la pierna. 

Sin embargo, los turistas ya no deben preocuparse. Un sendero fácil y bien marcado delimita el sitio geotermal (una caminata de 3 millas/4.8 kilómetros que amerita el esfuerzo). A lo largo del camino, un sendero corto y motivador lo guía hacia una deslumbrante vista panorámica de los picos, los restos de un enorme volcán denominado Monte Tehama, que entró en erupción hace 500,000 años. 

Siga hacia el norte desde Lassen, a través de las poco pobladas tierras de ranchos, para visitar uno de los puntos más bellos (y muy poco explorados) de California: las Cascadas Burney, en el Parque Estatal McArthur-Burney Falls Memorial.

Próxima Parada
Burney Falls (70mi/113km; 1hr14min)
El Norte de California en su máxima expresión  BurneyFalls_AnotherSergio_1280x642
Burney Falls by Another Sergio/Flickr

Cascadas Burney

5
Cascadas Burney
Visite una cascada en auge apodada la "octava maravilla del mundo"

Considerada una de las cascadas más espectaculares del estado, y quizás del continente, esta cascada de 129 pies/39 metros adornada con helechos parece salir de la nada. Ubicadas a 60 millas/97 kilómetros al noreste de Redding, en un área que, a la distancia, parece un amontonamiento de conos de escoria volcánica erosionados y llanuras amplias debajo de un cielo despejado, las Cascadas Burney son una de las sorpresas más grandes de California. No nos sorprende saber que el vigésimo sexto presidente de los EE. UU., Teddy Roosevelt, la haya apodado “la octava maravilla del mundo”.

Siga un camino corto hasta el mirador principal en el Parque Estatal Memorial McArthur-Burney Falls. Deberá levantar la voz para hablar (o ser feliz en silencio). La enorme cortina de agua queda de frente. Resuena por encima de una cornisa cubierta de musgos, salpica la cara cubierta de helechos, revuelve pozos y lanza fragmentos de arcoíris a diestra y siniestra para, finalmente, caer con fuerza y rapidez en un estanque transparente donde se pueden ver burbujas de aire muy por debajo de la superficie. La cascada principal se origina arriba del acantilado, pero galones de deshielo también caen a borbotones por la superficie de las agujereadas rocas volcánicas. Siga hacia abajo por el camino hasta la piscina natural donde es probable que contemple mucho, pero toque poco: la temperatura del agua nunca sube más de 42 °F/5.5 °C. A los pescadores parece no importarles el frío; la piscina natural de la base y el Arroyo Burney, por arriba y por debajo de la cascada, son populares para la pesca deportiva con mosca.

Su ruta ahora serpentea hacia el noroeste para visitar una de las montañas más altas de California, un enorme volcán con la cima cubierta de nieve que se eleva desde el suelo del valle.

Próxima Parada
Mt. Shasta (52mi/84km; 55min)
El Norte de California en su máxima expresión  VCW_D_SC_T6_Mt Shasta_Kodiak__35a2159_1280x642
Kodiak Greenwood

Monte Shasta

6
Monte Shasta
Experiencia de prados con flores silvestres, campos de nieve todo el año, y un ambiente de la nueva era

Este magnífico volcán de 14,179 pies/4,322 metros de altura, que parece raspar el cielo azul turquesa, es un tótem que puede verse desde casi todos lados en la parte norte del estado. Y, mientras algunas montañas se elevan gradualmente, este monte se eleva de las planicies circundantes con tal majestuosidad, tan perfecta, cónica y con su pico nevado que parece casi irreal. Es la proyección de la fantasía de un niño de cómo debería ser una montaña. (El famoso naturalista John Muir escribió que su “sangre se convirtió en vino” cuando vio por primera vez este pico majestuoso). Llegar a la cima del monte es un desafío para los mejores alpinistas; solicite servicios de guía en la tienda al aire libre de The Fifth Season en la ciudad de Monte Shasta, un enclave de la nueva era en el lado occidental del monte. (Sienta la vibra de la ciudad en The Crystal Room: una fiesta visual llena de prismas).

Afortunadamente, no tiene que hacer cumbre para poder disfrutar de este paraíso montañoso. Senderos sencillos serpentean entre prados llenos de flores silvestres y bosques frescos. Uno de los senderos más lindos, un camino apacible de dos millas/tres kilómetros a lo largo del río McCloud sobre las montañas del sur, lo lleva a tres cascadas; todas son hermosas, pero la Middle Falls lo dejará atónito. Allí hay campamentos, cavernas y pesca con mosca de primer nivel. Casi todos los inviernos, también se puede hacer esquí de nivel básico en el parque local de esquí del Monte Shasta, en la pendiente oeste de la montaña.

Desde Shasta, dejará atrás los volcanes de California para dirigirse al oeste, a través de las vastas zonas boscosas de las Montañas Trinity, alcanzar en la exuberante y fértil Costa Norte y llegar a una de las gemas más preciosas de California: el Parque Nacional Redwood.

Próxima Parada
Redwood National & State Parks (228mi/367km; 4hr18min)
El Norte de California en su máxima expresión  VCW_D_Redwood_RedwoodsNP_Hero_sized
Eric Pawassar

Parque Nacional Redwood

7
Parque Nacional Redwood
Árboles enormes, tierras exuberantes

Este sitio declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad protege casi la mitad de los árboles más altos del mundo. Esta red espectacular de parques nacionales y estatales cuenta con decenas de caminos sin escollos que le permiten caminar entre secoyas costeras enormes, que crecen hasta alcanzar alrededor de 350 pies/107 metros de altura. Aprenda más sobre la región y reciba excelentes consejos de guardabosques capacitados, al comenzar su visita con una parada en el extraordinario Centro de Visitantes Thomas H. Kuchel, ubicado en un acantilado arenoso sobre el extremo sur del parque. Consulte acerca de caminatas guiadas por guardabosques a través del Cañón Fern, con sus tonos verde esmeralda, o pregunte desde dónde puede avistar el majestuoso (y enorme) alce de Roosevelt pastando en las praderas cubiertas de hierba. (Nuestro consejo: diríjase al bien denominado Elk Meadow o a las dunas de la playa Gold Bluffs, ambos en el Parque Estatal Prairie Creek Redwoods). Para disfrutar una manera nueva de explorar, considere dar un paseo guiado a caballo con Redwood Creek Buckarettes o haga ciclismo de montaña con Redwood Adventures. Acampar es una actividad popular aquí, en especial en verano, cuando podrá armar su campamento en arboledas exuberantes, acantilados protegidos del viento o playas salvajes; se aconseja contar con reserva previa.

Consejo de alguien que sabe: La región es verde por una razón: la lluvia anual, que normalmente cae de octubre a abril, alcanza un promedio 60 a 80 pulgadas/152 a 203 centímetros, así que no olvide traer un impermeable y un buen calzado antideslizante.

La siguiente parada lo lleva hacia el sur hasta la ciudad más grande entre San Francisco y Oregon, una mezcla vibrante de botes pesqueros, camiones con troncos, artistas, estudiantes universitarios y amantes de la naturaleza.

El Norte de California en su máxima expresión  EurekaCarsonMansion.CourtesyRedwoods.info__2
Courtesy of Humboldt County CVB

Eureka

8
Eureka
La naturaleza y la cultura se funden en un puerto marítimo victoriano lleno de arte

Esta ciudad portuaria animada es la ciudad costera más grande entre San Francisco y Portland, Oregon, y tiene un encanto de personalidad múltiple: un sentido histórico en el casco histórico victoriano bellamente restaurado, un puerto aún en funcionamiento donde los barcos pesqueros de mariscos resoplan en el muelle protegido, camiones con troncos que retumban al cruzar la ciudad y un clima universitario consciente del medioambiente gracias a la Universidad Estatal de Humboldt, en la ciudad cercana de Arcata. Cientos de residencias del siglo XIX muy decoradas, como la Mansión Carson, que es un ejemplo de la arquitectura de la Reina Ana y que, actualmente, alberga un club privado al final de la Second Street, reflejan la prosperidad de los primeros años de Eureka, cuando la madera era un gran negocio. Toda la ciudad es un hito histórico estatal, una mezcla cautivadora de naturaleza y cultura con toda la sensación de una ciudad pequeña.

Comience su visita por la costa, donde una hermosa explanada le ofrecerá vistas muy lindas del puerto y de la Bahía de Humboldt adyacente. Visite el pequeño museo marítimo, luego súbase a bordo del MV Madaket, un cómodo ferry que recorre la bahía desde 1910, para hacer una visita guiada de 75 minutos. En el casco histórico, en línea recta al maravilloso Centro de Turismo de la Bahía de Humboldt (donde podrá probar vinos, cervezas y ostras locales) pida consejos sobre galerías, tiendas de regalos y restaurantes de la zona, y reserve un lugar en visitas guiadas y excursiones de aventura.

Siga hacia el sur a lo largo de la costa salvaje (con numerosos miradores para tomar fotografías) hasta Mendocino, una de las aldeas más románticas de California.

El Norte de California en su máxima expresión  VCW_D_NC_T2_MendoHeadlands_KG
Mendocino Headlands by Kodiak Greenwood

Mendocino

9
Mendocino
Arte y cultura se funden con la Madre Naturaleza en este pueblo de cuento de hadas en el mar

Esta encantadora aldea, asentada sobre un promontorio tallado por las olas, está enclavada entre bosques frondosos y un mar incansable. Con una población estable de menos de 1,000 residentes, y en esta ubicación remota, Mendocino ofrece tranquilidad en un lugar espectacular de la Costa Norte. La ubicación increíble de Mendocino es un imán natural para los artistas, y a menudo podrás verlos, con sus atriles instalados y sus paletas listas, plasmando el paisaje en sus lienzos. Mendocino está hecha para caminar, así que recorre las calles con tiendas que venden arte local y luego disfruta un café mientras charlas con los lugareños. Camina por los acantilados, sobre todo en los atardeceres libres de niebla. El escenario silvestre natural y el aislamiento de esta región también han atraído a pensadores alternativos y ambientalistas, por lo cual la palabra “orgánico” aparece en muchos menús. Las residencias de la era Victoriana, convertidas en B&Bs en todos los niveles de elegancia, parecen casas de jengibre que han cobrado vida. Mendocino también sabe cómo ofrecer buenas fiestas, en especial cuando se trata de comida, y sus festivales anuales rinden culto a los hongos, los vinos y el cangrejo, además de celebrar a los habitantes más grandes de la región: las ballenas. 

Debido a la ubicación de Mendocino con salida directa al Pacífico, no nos sorprende que los restaurantes de la zona se destaquen por los mariscos. Salmón, atún blanco, mero cabrilla, cangrejo Dungeness y abulón son algunas de las delicias del océano que puedes disfrutar en los restaurantes de la zona, algunos con un entorno elegante y sofisticado, y otros con un estilo más relejado para ponerse cómodo y disfrutar con los lugareños. Para una comida especial, puedes visitar el Trillium Cafe donde encontrarás mariscos frescos preparados con alimentos de la región (sopa de bacalao y abadejo para llenarse, salmón salvaje real local con pesto cremoso de semilla de calabaza). El Grey Whale Bar and Cafe, que se ubica dentro del elegante hotel MacCallum House, también sirve especiales de mariscos todas las noches.

Si ves gente caminando con migajas en la camisa, probablemente hayan estado en Goodlife Cafe and Bakery, donde los locales han descrito su pastelería, como el danés de arándanos de temporada, indicando que es “de locos”. Sano, orgánico y tradicional son todas palabras de moda en esta zona.

Consejo de alguien que sabe: ¿Quieres pescado realmente fresco? Puedes alquilar un bote de pesca local y ver qué puedes enganchar.

Sigue la costa escarpada, con paradas en el histórico Fuerte Ross (antigua base para cazadores rusos que buscaban pieles de nutria de mar) y Jenner, la villa enclavada en la costa del Río Ruso. Luego llega a su última parada, una imponente arboleda de secoyas costeras, justo al norte de San Francisco.

Próxima Parada
Muir Woods (149mi/240km; 2hr59min)
El Norte de California en su máxima expresión  VCW_D_T3_MUWO_140510_LRu_08_ copy
Lenny Rush/NPS

Monumento Nacional Bosques de Muir

10
Monumento Nacional Bosques de Muir
Cruza el puente Golden Gate hacia la tierra de los gigantes

Envuelto en un pliegue frente al mar del Monte Tamalpais, el pico distintivo justo al norte del Puente Golden Gate, en el condado de Marin, el Monumento Nacional Bosques de Muir protege el último refugio de las antiguas secoyas costeras de la bahía sin talar en el área, donde los leñadores prácticamente desmontaron la región hacia fines de 1800.

Este monumento, originariamente establecido como un monumento nacional en 1908 por el Presidente Theodore Roosevelt, se nombró en honor al naturalista venerado John Muir, quien declaró que el lugar era “el mejor monumento para los amantes de los árboles que posiblemente podría encontrarse en todos los bosques del mundo”. Incluso en días concurridos de verano, aquí se siente un silencio notable, especialmente si llega temprano por la mañana. Siga los caminos elevados, construidos para proteger la delicada estructura de las raíces de las secoyas, para ver sus troncos rectos, algunas de más de un siglo de antigüedad y de más de 250 pies/76 metros de altura. Para llevarse una experiencia inolvidable, consulte el calendario de actividades del parque para hacer una caminata guiada al anochecer.

Recuerde que el camino hasta el parque es serpenteante y angosto, y los estacionamientos suelen ocuparse pronto en verano y los fines de semana. (Si no encuentra estacionamiento, quizás deba caminar mucho hasta su automóvil). La mejor opción es tomar el transporte público a Muir Woods (de marzo a octubre) cerca de Sausalito, o reserve una visita con un servicio de traslado o con operador turístico local.

Para continuar hasta San Francisco, conduzca al sur durante aproximadamente 15 millas/22 kilómetros y a través del Puente Golden Gate.