Error message

Lingotek profile ID 4 not found.
Icónicos Hoteles  VCW_SI_T2_lauridsen_HotelDel_1280x642
Dave Lauridsen

Icónicos Hoteles

Desde aposentos de madera y piedra majestuosa visitados por reyes, reinas y presidentes, hasta ambientes de un perfecto estilo kitsch donde puede jugar a ser cavernícola, los hoteles más inolvidables de California no son solo lugares para dormir, son destinos en su propia ley. Muchos de ellos cuentan con restaurantes, spas o espacios públicos donde todos son bienvenidos, por lo que no es necesario ser huésped para ver estas maravillas por sí mismo. 

Icónicos Hoteles  VCW_D_Yosemite_T5_HS_Yosemite_Awahnee_horz_KG_1280x642
Kodiak Greenwood

Hotel Majestic Yosemite

Icónicos Hoteles  vca_maps_highsierra
Hotel Majestic Yosemite
Visita un alojamiento noble y un monumento al lujo de la década de 1920.

La noche cuesta un dineral, pero recorrerlo por dentro no tiene costo, disfruta del esplendor de este hotel de los años veinte. Esta Propiedad Histórica Nacional en el Valle Yosemite tiene varias “habitaciones públicas” donde los visitantes pueden apreciar su arquitectura que data de 1927, diseñada por Gilbert Stanley Underwood. Todo en Majestic Yosemite (anteriormente llamado Ahwahnee) fue construido a gran escala, desde las grandes vigas de madera trabajadas a mano, hasta las chimeneas de piedra, tan grandes que se podrías organizar una merienda dentro. Para adornar esta robusta estructura verás vitrales coloridos, tapices y cestas de nativos americanos, tapetes kilim turcos y pinturas del siglo XIX inspiradas en Yosemite, que retratan las cascadas y las gigantes secoyas del parque.

Muchos famosos se han hospedado en el Majestic, como John F. Kennedy, Greta Garbo, la Reina Isabel II y Winston Churchill. Vale la pena gastar el dinero para quedarse en una de sus 123 habitaciones, suites o cabañas. Pero si no lo haces, puedes reservar una mesa para el suntuoso brunch del domingo en el gran comedor del Majestic Yosemite (anteriormente conocido como Ahwahnee) o, simplemente, sentarte a lado de la chimenea en el gran salón, mirar las arañas de hierro forjado que cuelgan de los techos del salón comedor ostentosamente pintados a una altura de 34 pies/10 metros, o disfrutar de un cóctel en el bar. Se ofrecen visitas guiadas gratuitas de una hora de duración en el Majestic Yosemite (anteriormente conocido como Ahwahnee), durante todo el año; consulta en la recepción del hotel para obtener un calendario actualizado. 

Icónicos Hoteles  VCW_D_SDcity_T2_Coronado_sized
Dave Lauridsen

Coronado

El condado de San Diego en un mapa de California
Coronado
Explore el Del y disfrute del encanto de una pequeña ciudad

Como una escapada a una isla pero muy cerca de la ciudad, esta atractiva comunidad isleña de Coronado se siente como un enclave privado envuelto en playas perfectas, entre ellas la famosa Playa de Coronado. Además de la arena suave, la joya principal de la isla es el Hotel Del Coronado, construido en 1888 y que tiene torrecillas de color rojo ladrillo al estilo de un castillo. Recorra el lobby y sus alrededores por su cuenta o haga una visita guiada de la Coronado Historical Association; los guías comparten curiosidades sobre la increíble historia del hotel y su lista de huéspedes (como Marilyn Monroe, que protagonizó, junto con el hotel, la comedia Some Like It Hot en 1959). El Del también sirve suntuosos brunch los domingos, y el bar Babcock & Story es perfecto para tomar una cerveza artesanal con vistas al Pacífico. No lejos del hotel, el Loews Coronado Bay Resort se encuentra en su propia península de 15 acres y es conocido tanto por sus deportes acuáticos como por ser especialmente apto para perros.

La diminuta isla, a la que se accede a través del Puente Coronado con forma de arco, es fácil de recorrer en bicicleta. Si renta una bicicleta en Holland’s Bicycles, podrá pasar pedaleando frente a elegantes mansiones con vista al mar y jardines cuidados, o puede visitar la Orange Avenue, bordeada de tiendas, restaurantes, galerías y teatros. Encontrará más tiendas y galerías de arte en Ferry Landing, y algunos restaurantes, como Il Fornaio Coronado y Peohe's, tienen buenas vistas del horizonte del centro de San Diego sobre la bahía de San Diego.

Consejo de viaje: el tráfico en el puente entre San Diego y Coronado puede estar congestionado, especialmente los fines de semana de verano. Un ferry de Flagship Cruises lo puede llevar desde Ferry Landing, por la bahía, hasta Embarcadero. También hay botes taxi disponibles.

Icónicos Hoteles  VCW_D_IE_T6-MissionInn_OrangeDome
Courtesy of Mission Inn

Mission Inn y Riverside

Mission Inn y Riverside
Romance del viejo mundo, confort contemporáneo

Lujoso y elegante, el Mission Inn Hotel & Spa de Riverside combina el romance del Viejo Mundo con el esplendor de la época del cultivo de cítricos del sur de California. Desde sus modestos inicios en 1876 como hostería de adobe, el Mission Inn se convirtió en un verdadero castillo de pequeñas torres y cúpulas de azulejos ornamentados, arcadas y jardines frondosos. Durante más de un siglo, su grandeza ha atraído a celebridades y figuras de renombre, desde la aristocracia de Hollywood (Cary Grant y Barbra Streisand) hasta Albert Einstein y presidentes de los Estados Unidos. De hecho, Richard y Patricia Nixon se casaron aquí y Ronald y Nancy Reagan estuvieron de luna de miel.

Más allá de su grandiosa arquitectura e historia (que puedes conocer a través de las visitas guiadas a pie), el Mission Inn cuenta con una amplia variedad de comodidades y amenidades modernas, como un servicio completo de spa y varios restaurantes. Su ubicación en el centro de Riverside te permite visitar fácilmente museos de arte, galerías y eventos en el Fox Performing Arts Center, ubicado en un teatro restaurado de 1929.

Icónicos Hoteles  T2_MadonnaInn_OmarBárcena_1280x642_0
Omar Barcena/Flickr

Madonna Inn

Icónicos Hoteles  vca_maps_centralcoast
Madonna Inn
Desde Cavernícola a Azúcar y Especias, encuentre aquí su habitación soñada

Desde 1958, este punto histórico de San Luis Obispo ha tentado a viajeros de la Costa Central a experimentar sus 110 habitaciones únicas. Siéntase muy femenina en habitaciones como Belleza americana y la Habitación Rosa (parece ser que la Sra. Madonna —sí, la dueña se llamaba así— era fanática del rosa), conviértase en Neanderthal en los confines de roca sólida de la habitación Cavernícola (que incluye hasta “bastones de la edad de piedra”, en caso de que los necesite) o practique su “¡Tally-ho!” en la enorme habitación Zorro y Sabueso. Aunque es difícil salir de estas habitaciones espectaculares y, en ocasiones, excéntricas, el Madonna Inn también ofrece más de 1,000 acres/404 hectáreas de colinas circundantes con senderos para caminatas, ciclismo de montaña o cabalgatas (visitas guiadas disponibles). También puede dejar pasar el tiempo en el spa, degustar vinos locales y cenar en el Gold Rush Steak House de Alex Madonna.

Icónicos Hoteles  VCW_SI_T5_CourtesyoftheCitizenHotel_CZN_Suite_Terrace_1280x642_1
Courtesy of the Citizen Hotel

Citizen Hotel

Icónicos Hoteles  vca_maps_goldcountry
Citizen Hotel
Descubra una sorpresa elegante en el centro de Sacramento

Construido en 1926 como uno de los primeros edificios torre de Sacramento, esta construcción, donde alguna vez funcionó una empresa de seguros, ha renacido como el Citizen Hotel. Una renovación extensa le otorgó una segunda vida como hotel boutique de estilo de 198 habitaciones. En la actualidad, forma parte de la cadena Joie de Vivre. Con elegante madera oscura y astutas caricaturas políticas decorando las paredes, el Citizen hace un guiño a su ubicación distinguida, muy cercana al Capitolio del estado con su cúpula abovedada; incluso cuenta con una videoteca que renta películas de temática política. El hotel también aloja al restaurante Grange, donde el chef Oliver Ridgeway prepara platos extraordinarios basados en ingredientes ultrafrescos, estacionales y locales. El chef Ridgeway visita con regularidad los mercados agrícolas semanales de Sacramento para crear sus menús; en realidad, lidera una excursión guiada al mercado adyacente al hotel, organizado en el Parque César Chávez todos los miércoles, donde usted podrá escuchar consejos gastronómicos, ideas para recetas y técnicas culinarias.

Icónicos Hoteles  VCW_SI_T6_Tai_20140724_StFrancis_1280x642
Tai Power Seeff

Westin St. Francis Hotel en Union Square

Westin St. Francis Hotel en Union Square
El estándar de lujo durante más de un siglo

Cuando el St. Francis Hotel abrió sus puertas el 21 de marzo de 1904, la hilera de automóviles y carruajes se extendía a lo largo de tres cuadras, ya que los habitantes de San Francisco se habían acercado a Union Square para conocer el flamante lugar emblemático de la ciudad. Construido por la familia del famoso magnate ferroviario de San Francisco Charles Crocker, después de haber estudiado los hoteles más importantes de Europa, el St. Francis —de $2.5 millones— se convirtió con rapidez en el centro de la élite social y artística de la ciudad. El St. Francis ha sobrevivido tiempos cambiantes, para no mencionar el terremoto de 1906, y se mantiene como un símbolo real de la elegancia al día de hoy. 

El hotel tiene alrededor de 1,200 habitaciones que ofrecen comodidades contemporáneas en dos edificios. Pero algunas cosas no han cambiado. El famoso reloj de pie Magneta permanece en el lobby histórico, con su balcón ornamentado y sus columnas de mármol. Y los tranvías eléctricos siguen recorriendo la calle Powell, justo frente al hotel. Disfrute toda esta maravilla sentado bajo la luz cálida del Clock Bar, creado por el aclamado chef Michael Mina, donde puede deleitarse con quesos gourmet y beber un cóctel artesanal, además de examinar una carta de vinos que incluye más de 300 etiquetas.

Icónicos Hoteles  VC_InnAtFurnaceCreek_Supplied_FC-Inn-Ext-Horz_1280x640
Ken Lund/ Flickr

Posada en Death Valley

Icónicos Hoteles  vca_maps_deserts_0
Posada en Death Valley
Visita un lujoso hotel de la década de 1920 en un oasis de palmeras en el Parque Nacional de Death Valley

La histórica posada en Death valley (anteriormente conocida como la Posada de Furnace Creek Resort) fue construida para ser una rotonda, la Compañia Pacific Borax financió esta construcción como un medio para salvar el ferrocarril de Death Valley después de que el negocio del borax decayó. En los días antes que los coches fueran comunes en el desierto, muchas estrellas de Hollywood tomaban el tren para vacacionar en el desierto. El ferrocarril no sobrevivió a los tiempos cambiantes, pero este encantador hotel ha permanecido con gracia desde 1927.

Diseñada por un arquitecto de Los Ángeles que se inspiró en California’s Spanish missions, la posada de 66 habitaciones se encuentra en la cima de una colina hacia el oeste, sus patios de piedra ofrecen una vista a Death Valley y las Montañas Panamint. Los techos de tejas rojas y las paredes de estuco brillan bajo el sol de la tarde; las palmeras oscilan y las fuentes de agua burbujean. las chimeneas al aire libre parapadean y resplandecen alrededor de los bordes de la piscina alimentada por manantiales. El lujo desmedido no tiene nada que envidiarle a este lugar. Si estás de visita para pasar el día en el parque, relájate durante el almuerzo o a la hora del té de la tarde en el tranquilo comedor de la posada. Una renovación en 2017 de la propiedad incluiría la adición de 11 cabañas de dos habitaciones, un nuevo comedor y mucho más.

El Oasis en Death Valley también ofrece una propiedad bien presupuestada con 244 habitaciones, The Ranch en Death Valley, justo al final de la carretera. 

 

Icónicos Hoteles  VCW_SI_T8_Cat-Wendt_Fairmont_1280x642_1
Cat Wendt/Flickr

Fairmont Hotel

Fairmont Hotel
Visite un clásico de la ciudad sobre Nob Hill

Inaugurado en 1907, este grandioso hotel, enclavado en el centro del bullicio, nos transporta hacia una era opulenta en la historia de San Francisco. Pero, ¿no es aburrido? Claro que no. Con sus vistas que dominan la ciudad y la bahía, su lobby restaurado con los pisos de mármol originales a la vista, y otros detalles creados por la afamada arquitecta Julia Morgan, sigue siendo un hotel lujoso inolvidable, la clase de lugar donde vestirse de gala tiene sentido. 

Sin embargo, las cosas no comenzaron tan bien para este hotel. Cuando se produjo el terremoto de 1906, la construcción estaba terminada, pero el hotel aún no había abierto. El edificio sobrevivió, pero sufrió daños considerables en el infierno que consumió gran parte de la ciudad. Se realizaron reparaciones y, desde esos comienzos de lucha, el Fairmont emergió como un centro de la vida citadina elegante y alojó a una larga lista de presidentes de los Estados Unidos, así como a otros huéspedes célebres. Para disfrutar diversión retro, relájese con estatuas tiki y Mai Tais en el Tonga Room & Hurricane Bar del hotel.

Icónicos Hoteles  VCW_SI_T9_NanPalmero_USGrant_1280x642
Nan Palermo/Flickr

US Grant

US Grant
Descubra un palacio histórico de lujo

Construido por $1.9 millones —una fortuna inimaginable cuando el hotel abrió en 1910—, el US Grant Hotel, de 437 habitaciones, era la visión opulenta del hijo del presidente fallecido, Ulysses S. Grant, Jr., que creía que esta ciudad del sur de California necesitaba un hotel elegante. El hotel debutó con una ceremonia de un día de duración que atrajo a la crema de la sociedad de California, la cual quedó maravillada ante el lobby de mármol italiano, las balaustradas de alabastro y las vistas increíbles de la Isla Coronado desde el Palm Court del hotel. 

Pero con el paso de las décadas, el US Grant atravesó tiempos difíciles. Por fortuna, una renovación importante a cargo de una tribu de nativos estadounidenses, que compró el hotel en 2003, retiró décadas de modificaciones y renovaciones para mostrar la elegancia original del hotel. Los detalles en las habitaciones incluyen camas cuyas cabeceras ostentan pinturas originales del artista Yves Clement, así como auténtico arte nativo estadounidense. Para disfrutar un cóctel artesanal acompañado por un bocadillo, quizá un sándwich de queso a la parrilla para los adultos (fontina añejo, pan de romero, jamón ahumado y tomates al aceto balsámico), relájese en la elegancia estilo Art Deco del Grant Grill Lounge.

Icónicos Hoteles  VCW_SI_T10_AlanLight_BevHills_1280x642
Alan Light/Flickr

Beverly Hills Hotel

Beverly Hills Hotel
Visite el enclave inmejorable para los encuentros amorosos de los ricos y famosos

Cuando el Beverly Hills Hotel abrió sus puertas en 1912, estaba rodeado de campos de habichuelas. La ciudad con el nombre del hotel ni siquiera se fundaría hasta dos años después. Ahora el “Palacio rosa” con su estilo Misión y sus bungalows de fábula (donde Elizabeth Taylor pasó su luna de miel, con seis de sus ocho maridos, y Marilyn Monroe se metió a la cama) se han convertido en sinónimo de la ciudad y su imagen excitante de glamour de estrella de cine. 

El hotel también es reconocido por su discreción, lo que lo hace un destino favorito para encuentros amorosos secretos. El legendario Polo Lounge, alguna vez lugar de encuentro de Frank Sinatra y su grupo de amigos —la Rat Pack—, sigue siendo un “escondrijo” para personajes notables de la industria del entretenimiento y celebridades, de manera que pida un Manhattan y mantenga los ojos abiertos. Y oculto en el sótano, se encuentra el pequeño Fountain Coffee Room con sus 19 asientos, que data de 1949 y sigue siendo un favorito local para disfrutar del desayuno.

Pase la noche en el hotel y disfrute algunos adicionales súper refinados, en especial junto a la piscina, donde los huéspedes reciben “refrescos imprevistos” de cortesía y servicios varios durante el día, por ejemplo: un postre individual de crema de maní congelada, mini conos helados, limpieza de anteojos de sol y un refrescante rocío de agua Evian (¡qué perfección!).