Spanish (MX)Spanish (MX)

Páginas populares:

Visit California logo

Practique senderismo en el Agave Trail de Alcatraz

Practique senderismo en el Agave Trail de Alcatraz

Visite la infausta prisión de Alcatraz, luego de una vuelta por el lado salvaje, y escénico, de la isla.

Removed from Likes

Todos los que alguna vez visitaron San Francisco saben acerca de la isla de Alcatraz, pero pocas personas conocen acerca del Agave Trail de la isla. Las plantas de agave, puntiagudas, espinosas y suculentas, de las que se puede obtener un sustituto de azúcar y tequila, se plantaron en Alcatraz por los guardias de la prisión y sus familias en la década de 1930 y 1940. Sus hojas puntiagudas embellecían este lugar desolado y creaban una barrera hortícola que disuadía de atracar botes en la isla a los potenciales cómplices de los reos en fuga. Este sendero de Agave de 1.12 kilómetros conduce a lo largo de la base de una empinada ladera salpicada por cuatro especies diferentes de agave, algunas con espigas de flores que se elevan 40 pies hacia el cielo.

Si bien usted puede visitar Alcatraz y su famosa prisión casi cualquier día del año, sólo es posible caminar sobre el Agave Trail desde fines de septiembre al 1 de febrero, que coincide con el clima más despejado y libre de niebla en San Francisco. El resto del año, el sendero se cierra para proteger a las aves nidificadoras.

El Agave Trail empieza al sur del muelle del transbordador. El camino cubierto de piedra serpentea a través de la arboleda de eucalipto, luego desciende a unos poco metros de la orilla del mar, lo que le da una vista de primera de los barcos que pasan navegando y las gaviotas que vuelan por encima de su cabeza. Las olas arremolinadas llegan al camino y se revelan vistas inolvidables del centro de San Francisco y del puente de la Bahía. Cuando el sendero se curva en el lado sur de la isla, usted pasará por el gran letrero que probablemente vio en su viaje en transbordador, aquel que advierte que “las personas que ayuden o encubran el escape de prisioneros serán objeto de juicio y prisión”.

Durante las mareas altas, las pozas de marea quedan expuestas a lo largo de la orilla de la bahía. Una rara ocurrencia en la Bahía de San Francisco, estas pozas de marea se forman de escombros artificiales generados por años de perforación y construcción en la isla. Las anémonas de mar se mueven de un lado a otro en la corriente.

El sendero continúa colina arriba en escalones de losa hacia el patio de armas, construido de roca sólida por los prisioneros militares en la década de 1870. Los terrenos alguna vez estuvieron rodeados de casas de guardias y sus familias, pero las casas se demolieron en 1971 y sus restos permanecen dispersos a través del patio de concreto. Estas grandes pilas de escombros son los nuevos hogares de la Athene cunicularia, martinetes comunes, gaviotas occidentales, salamandras y peromyscus (los únicos mamíferos que habitan la isla). Desde el patio de armas, la vista se expande para abarcar los impresionantes puentes del Golden Gate, el Treasure Island, el Bay Bridge, y partes del Marin Headlands. San Francisco reluce al sur. 

Removed from Likes

Fotografías de viajeros

Etiquete a #VISITCALIFORNIA en Instagram para que su viaje aparezca en nuestra página.

California Winery

Subscribe to our Newsletter

Sign up and get weekly travel inspiration and ideas

Subscribe to our Newsletter