Error message

Lingotek profile ID 4 not found.
Mendocino VCW_D_NC_T2_MendoHeadlands_KG
Mendocino Headlands por Kodiak Greenwood

Mendocino

Mendocino
El arte y la cultura se fusionan con la Madre Naturaleza en esta aldea de cuentos de hadas al borde del mar.

Esta encantadora aldea, asentada sobre una colina tallada por las olas, está enclavada entre bosques frondosos y un mar incansable. Con una población de menos de 1,000 residentes y esta ubicación remota, Mendocino ofrece tranquilidad en un lugar espectacular de la Costa Norte. La ubicación increíble de Mendocino es un imán natural para los artistas, y a menudo podrás verlos, con sus atriles instalados y sus paletas listas, plasmando el paisaje en sus lienzos. Mendocino está hecha para caminar, así que recorre las calles con tiendas que venden arte local y luego disfruta un café mientras charlas con los lugareños. Camina por los acantilados, sobre todo en los atardeceres libres de niebla. El escenario silvestre natural y el aislamiento de esta región también han atraído a pensadores alternativos y ambientalistas, por lo cual la palabra “orgánico” aparece en muchos menús. Las residencias de la era Victoriana, convertidas en B&Bs en todos los niveles de elegancia, parecen casas de jengibre que han cobrado vida. Mendocino también sabe cómo ofrecer buenas fiestas, en especial cuando se trata de comida, y sus festivales anuales rinden culto a los hongos, los vinos y el cangrejo, además de celebrar a los habitantes más grandes de la región: las ballenas

Debido a la ubicación de Mendocino con salida directa al Pacífico, no nos sorprende que los restaurantes de la zona se destaquen por los mariscos. Salmón, atún blanco, mero cabrilla, cangrejo Dungeness y abulón son algunas de las delicias del océano que puede disfrutar en los restaurantes de la zona, algunos con un entorno elegante y sofisticado, y otros con un estilo más relejado para ponerse cómodo y disfrutar con los lugareños. Para disfrutar de una comida especial, puedes visitar el Trillium Cafe, donde encontrarás mariscos frescos preparados con alimentos de la región (sopa cargada de bacalao y abadejo, salmón salvaje real local con pesto cremoso de semillas de calabaza). El Grey Whale Bar and Cafe, que se ubica dentro del elegante hotel MacCallum House B&B, también sirve especiales de mariscos todas las noches.

Si ves gente caminando con migajas en la camisa, probablemente han estado en Goodlife Cafe and Bakery, donde los locales han descrito su pastelería, como el danés de arándanos de temporada, indicando que es “de locos”. Sano, orgánico y comercio justo son todos términos de moda en esta zona.

Tip: ¿Quieres pescado realmente fresco? Puedes alquilar un bote de pesca local y ver qué puedes atrapar.

Sigue la costa escarpada, con paradas en el histórico Fuerte Ross (antigua base para cazadores rusos que buscaban pieles de nutria de mar) y Jenner, la villa enclavada en la costa del Río Ruso. Luego llega a su última parada, una imponente arboleda de secuoyas costeras, justo al norte de San Francisco.

Próxima parada
Bosques de Muir (149 mi/240 km; 2 h, 59 min)