Castillo Hearst VCW_D_HearstCastle_Hero_CC_HearstCastle_KG_1280x642_1
Kodiak Greenwood

California Central

Castillo Hearst

Castillo Hearst vca_maps_centralcoast
15
December
Average (°C)
Dec - Feb
15°
High
2°
Low
Mar - May
22°
High
5°
Low
June - Aug
32°
High
11°
Low
Sept - Nov
25°
High
6°
Low

En California, hay mansiones a montones, las estrellas de cine y los reyes de la tecnología construyen palacios y añaden alas, piscinas y pabellones de yoga sin ninguna moderación. Pero no hay nada parecido al Castillo Hearst. Este complejo, que fue diseñado con extravagancia por la primera arquitecta de California, Julia Morgan, como residencia privada del magnate de la industria editorial William Randolph Hearst, se terminó de construir en 1947 y es un templo extraordinario dedicado a la opulencia y el exceso. Actualmente, se expone dentro de uno de los parques estatales más visitados de California y es una visita obligada que supera a todas las demás visitas obligadas. Es un espectáculo alucinante: un castillo de 165 habitaciones, 127 acres/51 hectáreas de jardines aterrazados, fuentes y piscinas y, por si fuera poco, vistas panorámicas de la soleada Costa Central.

Es fácil pasar un día entero o más, explorando el castillo y sus alrededores en San Simeon: El pueblo de Central Coast tiene una gran variedad de lugares para hospedarse, desde lo más tradicional hasta alojamientos majestuosos. Comienza tu visita con uno de los recorridos diarios de la casa principal, o toma alguno de los tours especiales a la cabañas; te recomendamos venir en noviembre o diciembre para que puedes disfrutar de la decoración festiva de la temporada. Recuerda que también puedes visitar la Bodega Heart Ranch en San Simeón, co-fundada por el bisnieto de William Randolph Hearst, Steve. 

 

Castillo Hearst VCW_D_HearstCastle_T1_CC_Hearst_Scenic_KG_1280x642
Kodiak Greenwood

El Castillo

Castillo Hearst vca_maps_centralcoast
El Castillo
Recorra la lujosa finca del magnate de la industria editorial William Randolph Hearst.

¿Necesita migajas de pan para encontrar su dormitorio? Tenemos la sospecha de que William Randolph Hearst las necesitaba. El edificio principal de 165 habitaciones en la parte superior de lo que Hearst llamó “La Cuesta Encantada” era tan grande y estaba tan lleno de, bueno, cosas, que, al parecer, era fácil perderse. Para tener la oportunidad de explorar el castillo y tener una idea de la mezcla de objetos y antigüedades de incalculable valor con elementos comunes que tenía Hearst, haga un recorrido por las principales habitaciones. Reúnase en el opulento salón social, como lo hicieron estrellas de cine y otros invitados en décadas pasadas disfrutando de cócteles y conversaciones, y, a continuación, alce la vista hacia los paneles de madera de nogal y los tapices del siglo XVI. Luego, mire hacia abajo a la mesa de póquer y los rompecabezas ordinarios.  Después, el comedor, con ventanas altísimas, estandartes de seda, relucientes candelabros de plata y frascos de mostaza y de catsup listos para usarse. 

 Diariamente, se ofrecen tres recorridos guiados, cada uno con atención a una parte diferente del lugar; no olvide visitar los jardines y sentarse en un banco a contemplar una de las mejores vistas del mar y tierra del estado.

Castillo Hearst VCW_D_HearstCastle_T2_CC_Hearst_InsidePool_KG_1280x642_1
Kodiak Greenwood

Piscinas del Castillo Hearst

Castillo Hearst vca_maps_centralcoast
Piscinas del Castillo Hearst
Encuentre reminiscencias de Roma y Grecia en las fastuosas piscinas cubiertas y al aire libre

Las dos piscinas del castillo Hearst son tan opulentas como la residencia misma. La piscina externa, que lleva por nombre Neptuno, mide 104 pies/32 metros de largo y tiene un sistema de calefacción con quemador a base de aceite que evoca a la antigua Grecia y Roma, con estatuas de mármol de Neptuno y las Nereidas custodiando el paraíso acuático.

La segunda piscina se encuentra al interior del castillo, es más pequeña y tiene el aspecto de un baño romano decadente, con exquisitos detalles que incluyen azulejos de cristal o esmaltados en color azul cobalto y dorado. Levante la vista para ver los intrincados mosaicos que se extienden por todo el techo y la cúpula, representando el cielo nocturno repleto de estrellas.  La piscina está rodeada de ocho esculturas de mármol: dioses, diosas y héroes griegos y romanos, creadas por el artista italiano Carlo Freter.

Castillo Hearst VCW_D_HearstCastle_T3_HearstGardens2_1280x642
CTTC

Jardines del Castillo Hearst

Castillo Hearst vca_maps_centralcoast
Jardines del Castillo Hearst
Encuentre escondites secretos y hermosas vistas

Buganvilias color magenta y jacintos de dulce aroma, rododendros con flores tan grandes como ramos de novia... un paseo por los espléndidos jardines del Castillo Hearst genera una sobrecarga sensorial de colores, aromas y combinaciones hermosas en todo momento. Aunque usted sea totalmente incapaz de diferenciar el pasto de una glicina, disfrutará pasar el tiempo explorando los 127 acres de jardines y terrazas; todo imaginado por William Randolph Hearst y diseñado por la arquitecta Julia Morgan. En este lugar, siempre hay alguna planta floreciendo: amapolas de California color naranja (la flor del estado), jazmines fragantes, y gran cantidad de hermosos arreglos para fotografiar. Los guías turísticos están dispuestos y preparados para responder inquietudes: pregúnteles sobre algunos de los secretos confidenciales que guarda este jardín, como ese rincón sombread donde estrellas reconocidas de la época dorada de Hollywood, y huéspedes frecuentes de Hearst, se ocultaban para vivir un encuentro amoroso.

Castillo Hearst VCW_D_HearstCastle_T4_Cottages_1280x642_0
CTTC

Cabañas para huéspedes en el Castillo Hearst

Castillo Hearst vca_maps_centralcoast
Cabañas para huéspedes en el Castillo Hearst
Vea el lugar donde estrellas de cine pasaban la noche.

Con la modestia solo en el nombre, la Casa del Monte y la Casa del Mar podrían ser las casas de huéspedes más elegantes del estado; de hecho, sirvieron como residencia a Hearst durante la construcción del edificio principal. Una vez que Hearst y su compañera de toda la vida, la actriz Marion Davies, se trasladaron a la Casa Grande, las “cabañas” se convirtieron en cuartos para huéspedes con una ilustre lista de visitantes: íconos de Hollywood como Clark Gable y Carole Lombard, líderes mundiales como Winston Churchill, y el maestro de la literatura George Bernard Shaw. Las visitas guiadas le permitirán dar una mirada exclusiva a los lujosos interiores de estas casas: El techo de la Casa del Monte está pintado a mano y decorado con hojas de oro de 22 quilates; la Casa del Mar con sus tejados rojos fue el amado hogar de Hearst posteriormente.

 Además de ofrecer algunas visitas diurnas, la Casa del Monte incluye recorridos nocturnos especiales, con guías turísticos vestidos con trajes de la década de 1930 que aportan una sensación adicional de lo que sucedía en el lugar durante el apogeo del castillo Hearst.

Celebre el verano o inicie las vacaciones en el Castillo Hearst

Programe su visita para que coincida con alguno de los eventos especiales del Castillo Hearst e, indudablemente, tendrá mucho material para publicar y tuitear. Si bien las visitas los siete días...

Castillo Hearst Hearst_events_preview_686x885
Hearst Castle
Castillo Hearst vca_maps_centralcoast
Castillo Hearst PiedrasBlancas_1280x642
Chris Leschinsky

Faro Piedras Blancas

Castillo Hearst vca_maps_centralcoast
Faro Piedras Blancas
Visite un histórico faro y vea elefantes marinos gigantes

Visitar este faro de 70 pies de altura se convierte en un interesante desvío de la Autopista Uno, no solo por su historia, sino por los vecinos que hacen sonidos similares a ladridos y aullidos: elefantes marinos del tamaño de un sofá.

Construido en 1874, sobre un banco de arena saliente y llamado así por las rocas blancas cercanas a la costa, este faro fue alguna vez hogar de otras edificaciones, entre ellas, una casa de la época victoriana de 1906, que se vendió por 1 dólar y fue trasladada a la cercana Cambria para convertirse en una casa particular. El humilde faro no fue ignorado por William Randolph Hearst mientras diseñaba su castillo cercano, seis millas al sur: el magnate agregó una réplica del faro a una cúpula sobre la entrada de la sala de estar en el interior de la Casa del Monte, una de sus tres casas de huéspedes.

Se ofrecen visitas al faro durante todo el año; ingrese al sitio web para más detalles. Más adelante, bordeando la costa a unas 2 millas/3 kilómetros hacia el sur, siga el rastro sonoro hasta encontrar el lugar indicado. Aproximadamente 17,000 (no, no es un error) elefantes marinos conforman la colonia de Piedras Blancas. El elefante marino septentrional, el segundo animal más grande de su especie, se llama así por el hocico con probóscide de los machos; los machos adultos, que pueden medir hasta 16 pies/5 metros de largo y pesar hasta 5,000 libras/2,268 kilos, en primavera inflan sus hocicos como si fuera un fuelle para producir sonidos durante la época de apareamiento. Sus batallas en la marea, al estilo choque de titanes, pueden llegar a ser épicas.

Castillo Hearst VCW_D_CC_T2__BigSur_VCLCC_BigSur_PfeifferBeach_.jpg_KG-dark-1280x642
Kodiak Greenwood

Big Sur

Castillo Hearst vca_maps_centralcoast
El arte y la naturaleza se funden en esta escarpada costa, uno de los paisajes más espectaculares de California.

Bienvenido a una de las costas más inolvidables del mundo. Esta franja de aproximadamente 90 millas/145 kilómetros de costa recortada por la...

Castillo Hearst VC_HearstRanchWinery_Supplied_blue_skies_1280x640
Courtesía de Hearst Ranch Winery.

Bodega Hearst Ranch

Castillo Hearst vca_maps_centralcoast
Bodega Hearst Ranch
Disfrute de una cosecha reserva en la sala de degustación de la bodega Hearst Ranch

*Si estuviera presente, creemos que William Randolph Hearst la aprobaría. El elegante interior de madera pulida de la sala de degustación de la bodega Hearst Ranch, que se ubica dentro de un almacén de ramos generales de 1852 en San Simeón, es lujosa pero relajada, con clase pero tranquila. Después de visitar el castillo en la cima de la colina, cruce la Autopista Uno y relájese en este destino encantador. Elija entre más de una docena de vinos, incluso Cabernet Sauvignon, Zinfandel de cosecha tardía, Tempranillo español y Chardonnay.